El Tribunal de Justicia de la Unión Europea declara el modelo 720 contrario en algunos aspectos al derecho de la Unión

El pasado 15 de febrero de 2017, la Comisión emitió un dictamen motivado en el que declaró la incompatibilidad de determinados aspectos de la obligación de los residentes fiscales en España de declarar sus bienes o derechos situados en el extranjero con el modelo denominado «modelo 720». Según la comisión, las consecuencias del incumplimiento de esta obligación son desproporcionadas en base a los objetivos perseguidos por la legislación española.

Los residentes en España que no declaren o declaren incorrectamente o fuera de plazo los bienes y derechos que posean en el extranjero, se exponían a la regularización del impuesto por las cantidades correspondientes al valor de dichos bienes o derechos, incluso cuando estos hubiesen sido adquiridos durante un período ya prescrito, así como, a la imposición de una multa proporcional y de multas de cuantía fija específicas.

En su Sentencia de día 26 de enero de 2022, el Tribunal de Justicia declara que España ha incumplido las obligaciones en virtud del principio de libre circulación de capitales y establece una diferencia de trato entre los residentes en España en función de donde residan o se localicen sus activos.

A continuación vamos a entrar en detalle de lo que ha establecido el Tribunal de Justicia:

Respecto a la imprescriptibilidad, vulnera la seguridad jurídica

En primer lugar, dice que, las opciones elegidas en materia de prescripción son desproporcionadas, puesto que permiten a la Administración tributaria proceder sin limitación temporal a la regularización del impuesto adeudado, mediante el «modelo 720». lo que vulnera la exigencia fundamental de seguridad jurídica.

Sanción del 150% va en contra de la libre circulación de capitales

En segundo lugar, el Tribunal dice que la cuantía de esta multa le confiere un carácter peligrosamente represivo y que su acumulación con las multas de cuantía fija, puede dar lugar, a que el importe total de las cantidades pagadas por el contribuyente supere el 100 % del valor de sus bienes o derechos en el extranjero. Ello constituye un agravio de la libre circulación de capitales.

Multas fijas va contra la libre circulación de capitales

En tercer lugar, el Tribunal declara que estas multas pecuniarias fijas se acumulan con la multa proporcional del 150 % y observa que su importe no guarda proporción alguna con el de las multas que sancionan el incumplimiento de obligaciones similares dentro del entramado fiscal español. Por tanto, esas multas fijas establecen una restricción desproporcionada de la libre circulación de capitales.

Visto esto, estamos a la espera de que el Gobierno Español mueva ficha y regule de nuevo en base a este dictamen, modificando el reglamento para que se ajuste al derecho de la Unión.

Quedamos a su disposición para cualquier consulta al respecto.

Miquel Sánchez Escobar

Consultor assessoria fiscal i comptable.

msanchez@betalegal.com

Comparte:

Más noticias