Los autónomos y la deducibilidad del gasto en el IRPF

En el presente artículo queremos quitarles las posibles dudas sobre la deducción de determinados gastos en el IRPF, ya que estos pueden resultar controvertidos o plantear problemas a la hora de justificarlos.

En el presente artículo queremos quitarles las posibles dudas sobre la deducción de determinados gastos en el IRPF, ya que estos pueden resultar controvertidos o plantear problemas a la hora de justificarlos.

El primer requisito necesario para la deducción del gasto es el de su vinculación o afectación a la actividad económica desarrollada por el autónomo. Por tanto, hay que acreditar que ese gasto se ha ocasionado en el ejercicio de la actividad.

Una de las principales dudas lo provocan los gastos asociados a la vivienda afecta a la actividad.

Cuando un autónomo desarrolla la actividad en la misma vivienda que reside, normalmente suele plantearse si puede deducir gastos al menos en cuanto a la parte del inmueble que está afecta a la actividad, por ejemplo: la utilización de una habitación como despacho. En el IRPF la normativa indica que se permite la afectación parcial de elementos patrimoniales divisibles, siempre que la parte afectada sea susceptible de un aprovechamiento separado e independiente del resto. Si se cumple esta condición, será posible la afectación de la parte de la vivienda que se utilice para el desarrollo de la actividad económica y el autónomo podrá deducir los gastos derivados en esa proporción. Hay que recordar que se debe afectar la parte del inmueble mediante la presentación de declaración censal modelo 036 en la Agencia Tributaria.

Siguiendo este hilo, el autónomo podrá deducir la parte del alquiler proporcional a la parte afectada. Si se paga la vivienda con hipoteca podrá deducirse este gasto (los intereses) aplicando la misma regla proporcional, hasta un máximo del 30%. También podrá incluir la comunidad de propietarios, seguro del hogar y algunos impuestos como el IBI.

En cuanto a los gastos de suministros de la vivienda, tras la reforma del 2017, el autónomo podrá deducirse los gastos de suministros (agua, luz, gas, telefonía, internet), en el porcentaje que resulte de aplicar el 30% a la proporción existente entre los metros cuadrados de la vivienda afectos a la actividad y su superficie total.

Posibilidad de deducción de gastos de un vehículo turismo.

La deducibilidad de cualquier gasto relativo a un vehículo que el autónomo utilice para el desarrollo de su actividad exige que la afectación sea plena, es decir, al 100%. No se entenderán afectados aquellos que se utilicen simultáneamente para actividades económicas y para necesidades privadas.

También hay que decir que no resultará de aplicación en los siguientes supuestos: Camiones y mixtos destinados al transporte de mercancías, los destinados a la prestación de servicios al transporte, vehículos de autoescuela, los destinados a desplazamientos de representantes o agentes comerciales.

Ahora que ya tenemos claro si podemos deducir por nuestro vehículo, conviene tener presente que, mientras los gastos de mantenimiento o utilización se deducirán como tales, los derivados a la adquisición se deducirán a través de amortizaciones (deberán calcularse a lo dispuesto en el art. 28.1 de LIRPF).

Gastos de deducibilidad controvertida.

-Ropa de trabajo. El autónomo no puede deducir las cantidades invertidas en la adquisición de ropa o calzado que no tengan carácter de vestuario especifico (indumentaria profesional) de la actividad desarrollada. Algunas de estas prendas no plantearían ningún problema (cocina: chaquetillas, delantales o gorros; industria: monos, botas reforzadas; Sanidad, batas, calzado, etc.).

-Terminal y factura de línea móvil.  El autónomo podrá deducir el terminal adquirido vía amortización al tratarse de un bien de inversión. Lo mismo podría decirse de tabletas o dispositivos similares. En cuanto la línea de teléfono móvil también será deducible siempre que se use con fines profesionales (no cabe la deducibilidad del gasto de la utilización con fines privados).

-Gastos de manutención. Los gastos de manutención del autónomo en el ejercicio de su actividad deben cumplir los siguientes requisitos: que se produzcan en establecimientos de restauración y hosteleria y, además, se abonen utilizando cualquier medio electrónico de pago.

Estos gastos están limitados a 26.67€ diarios en territorio español y a 48.08€ diarios si el desplazamiento es al extranjero. En caso de pernocta se elevarían a 53.34€ y a 91.35€ respectivamente. Normalmente este tipo de gasto debe estar asociado a un ingreso, por ejemplo: necesito desplazarme para poder prestar un servicio de mantenimiento o reparación y debo comer fuera de mi lugar de residencia.

Miquel Sánchez Escobar

Consultor assessoria fiscal i comptable.

msanchez@betalegal.com

Comparte:

Más noticias

Renta 2022

Documentación mínima necesaria que hay aportar para hacer la declaración de la Renta 2021:

Fotocopia del DNI y libro de familia.
Declaración de la renta y/o patrimonio del año 2020.

Contratación de fijos discontinuos

A modo de introducción cabe indicar que, tras la publicación del Real Decreto-Ley 32/2021 de 28 de diciembre, las modalidades contractuales vigentes hasta la fecha han sufrido diversos cambios

¿Cómo elegir bien el seguro de PYME?

Una cosa en común que tienen todas las empresas, independientemente de su tamaño, es que necesitan escoger un buen seguro. Aquí es donde entra el papel de un Corredor de seguros.