Real Decreto-ley 13/2022, de 26 de julio, por el que se establece un nuevo sistema de cotización para los trabajadores por cuenta propia o autónomos y se mejora la protección por cese de actividad

Se instaura así en este régimen especial el principio de dependencia y proporcionalidad entre cotizaciones e ingresos reales, al igual que las personas trabajadoras por cuenta ajena

Introducción

Esta norma nace para dar cumplimiento a compromisos, tanto a nivel nacionales como comunitario en el ámbito de la Seguridad Social, con el objetivo de paliar los efectos negativos que sobre la sostenibilidad del sistema tiene la actual regulación del régimen especial de las personas  trabajadoras por cuenta propia o autónomas, siendo que la mayoría de las encuadradas en el mismo optan por las bases mínimas, realidad que repercute, a su vez, en las bajas cuantías de las prestaciones de este colectivo en comparación con las que perciben las personas trabajadoras por cuenta ajena.

Se instaura así en este régimen especial el principio de dependencia y proporcionalidad entre cotizaciones e ingresos reales, al igual que las personas trabajadoras por cuenta ajena, aunque no en la misma medida ni en  los mismos términos.

Nos dan y se dan, entre las Administraciones Públicas, un margen para su “adaptación”, pues entrará en vigor a 01 de enero de 2023 y el sistema de cotización por ingresos reales se aplicará de forma gradual desde enero de 2023 hasta diciembre de 2031.

 

Novedades y modificaciones

Son muchas las novedades y modificaciones directas e indirectas en la normativa actual que derivan de este Real Decreto-ley, vamos a centrarnos en aquellas que consideramos tienen un mayor impacto.

1/ En el texto refundido de la Ley General de la Seguridad Social (RD legislativo 8/2015)

  • Nueva redacción del artículo 308, que queda así; “la cotización al Régimen Especial de la Seguridad Social de los Trabajadores por Cuenta Propia o Autónomos se efectuará en función de los rendimientos anuales obtenidos por los trabajadores por cuenta propia en el ejercicio de sus actividades económicas, empresariales o profesionales, debiendo elegir la base de cotización mensual que corresponda en función de su previsión de rendimientos netos anuales, dentro de la tabla general fijada (…). En cualquier caso, las bases elegidas tendrán carácter provisional, hasta que se proceda a su regularización en función de los rendimientos anuales obtenidos y comunicados por la correspondiente Administración tributaria a partir del ejercicio siguiente respecto a cada trabajador autónomo.
  • Artículo 331.1 en materia de protección por cese de actividad se incluyen nuevas causas, entre ellas, la reducción del 60 por ciento de la jornada de la totalidad de los trabajadores de la empresa o la suspensión temporal de los contratos de trabajo del 60 por ciento de la plantilla, siempre que se haya experimentado la reducción de ingresos que determina el precepto, así como, en relación con autónomos que no tengan trabajadores asalariados, el mantenimiento de deudas durante dos trimestres consecutivos con acreedores que supongan una reducción del nivel de ingresos ordinarios o ventas del 60 por ciento respecto del registrado en los mismos periodos del año anterior, sin necesidad, en ninguno de estos casos, de proceder al cierre del establecimiento abierto al público o su transmisión a terceros.
  • Se introduce una nueva disposición adicional cuadragésima octava, en la que se crea la nueva prestación para la sostenibilidad de la actividad de las personas trabajadoras autónomas de un sector de actividad afectado por el Mecanismo RED de Flexibilidad y Estabilización del Empleo en su modalidad cíclica.

2/ En la Ley 20/2007, de 11 de julio, del Estatuto del Trabajo Autónomo.

  • Se suprime la figura del autónomo a tiempo parcial, cuya regulación no llegó a desarrollarse y que deviene ahora innecesaria por el nuevo sistema al crearse específicamente una tabla de cotizaciones reducida por debajo de la general cuando los rendimientos obtenidos queden por debajo del umbral del salario mínimo interprofesional.
  • Se añade un artículo 38 ter, donde se establece una reducción a la cotización por inicio de una actividad por cuenta propia. Se trata de una figura jurídica similar a la que venía regulándose en los artículos 31, 31 bis, 32, y 32 bis donde se incluía la denominada tarifa plana, si bien, adaptada al nuevo sistema de cotización. Durante el periodo comprendido entre los años 2023 y 2025, la cuantía de la cuota reducida regulada en el artículo 38 ter de la Ley 20/2007, de 11 de julio, del Estatuto del trabajo autónomo, será de 80 euros mensuales. A partir del año 2026, el importe de dicha cuota será fijado por la Ley de Presupuestos Generales del Estado de cada ejercicio.

3/ En los Reales Decretos 84/1996 y 2064/1995 sobre inscripción de empresas y afiliación (…) y sobre Cotización y Liquidaciones (…), respectivamente y Real Decreto 504/2022 que en junio pasado modificada los dos anteriores.

  • Se procura así la adecuación del nuevo sistema de cotización con las reglamentaciones pertinentes, en particular, en materia de la obligada regularización de las bases de cotización en función de los rendimientos netos, los cambios sobre las posibilidades de elección de bases de cotización durante el período de devengo de los rendimientos, con las limitaciones que se establecen respecto de determinados colectivos respecto de la elección de base de cotización, como familiares colaboradores y socios de sociedades mercantiles capitalistas.
  • Se hace coincidir la entrada en vigor del RD 504/2022 con la del nuevo RD-ley 13/2022 a 01 de enero de 2023.

Régimen transitorio

Es de destacar la aplicación gradual del sistema de cotización en base a los ingresos reales durante los ejercicios 2023 a 2031, a modo ilustrativo durante el ejercicio 2023 los tramos serán los que siguen:

A efectos del pago de la cuota correspondiente esto implica que durante los ejercicios 2023, 2024 y 2025 tendríamos, con respecto a las bases mínimas de cada tramo, las siguientes cuotas:

Durante los ejercicios 2023, 2024 y 2025 se podrá elegir una base de cotización que esté comprendida entre la base de cotización que corresponda a su tramo de ingresos conforme la tabla general y reducida de este apartado y la base máxima de cotización establecida para el citado régimen especial en la Ley de Presupuestos Generales del Estado para el correspondiente ejercicio.

Para las personas trabajadoras por cuenta propia o autónomas a 31 de diciembre de 2022 hasta tanto no ejerciten la opción indicada seguirán cotizando durante el año 2023 sobre la base que les correspondería en enero de ese año, aplicando a la base de cotización de diciembre de 2022, aquellos cambios e incrementos que, con arreglo a la Ley de Presupuestos Generales del Estado para el año 2022 y a la legislación anterior, les pudieran corresponder

Los trabajadores por cuenta propia o autónomos que a 31 de diciembre de 2022 vinieren cotizando por una base de cotización superior a la que les correspondería por razón de sus rendimientos podrán mantener dicha base de cotización, o una inferior a esta, aunque sus rendimientos determinen la aplicación de una base de cotización inferior a cualquiera de ellas.

Por lo que respecta a los beneficios a la cotización establecidos en los artículos 31, 31 bis, 32 y 32 bis de la Ley 20/2007, de 11 de julio (tarifa plana) seguirán aplicándose, en los mismos términos, a quienes fueran beneficiarios de los mismos antes del 1 de enero de 2023 hasta que se agoten los periodos máximos que tengan en cada caso establecidos para su aplicación.

Tal y como hemos adelantado al inicio de este artículo son muchas las novedades, modificaciones y particularidades a las que como profesionales tendremos que prestar mucha atención, no solamente a la hora de cursar las altas de las personas trabajadoras por cuenta propia o autónomas, también mientras se mantenga su encuadramiento, así como a las diferentes y múltiples circunstancias que pueden darse durante el mismo.

 

Tina Angulo Romero

Abogada y Consultora en Recursos Humanos

tangulo@betalegal.com

Comparte:

Más noticias

Renta 2022

Documentación mínima necesaria que hay aportar para hacer la declaración de la Renta 2021:

Fotocopia del DNI y libro de familia.
Declaración de la renta y/o patrimonio del año 2020.

Contratación de fijos discontinuos

A modo de introducción cabe indicar que, tras la publicación del Real Decreto-Ley 32/2021 de 28 de diciembre, las modalidades contractuales vigentes hasta la fecha han sufrido diversos cambios