Cuánto vale mi empresa

Cuánto vale mi empresa

Los elementos tangibles (inmuebles, maquinaria, stock….) y los elementos intangibles (los clientes, la marca, la trayectoria, el lugar, el tipo de negocio, la capacidad para generar dinero,..) son los elementos claves a la hora de valorar una empresa o negocio.

Existen varios métodos técnicos de valoración, y va a depender del motivo de la valoración, es decir, si valoramos para vender todo, si es para vender parte ó estamos buscando financiación para ampliar el negocio o captar un bussines angels.

Por último, y no por ello menos importante, el precio negociado no tiene por qué coincidir con el valor calculado, es decir, el mercado y su ley de oferta y demanda será el último en tener la palabra, por mucho valor que tenga el negocio o empresa, si el mercado no lo absorbe deberá ajustarse.

Método valor contable

El método del Valor Contable, también conocido como Valor en Libros o “Book Value” es uno de los métodos de valoración más sencillos de calcular, la valoración se realiza a partir de los datos reflejados en el balance de situación de la empresa, básicamente calculando el valor del patrimonio neto de la empresa, es decir, calculando la diferencia entre los activos de la empresa (inmovilizado intangible y material, inversiones, existencias, efectivo, etc.) y el pasivo (deudas).

VC = Activos totales – Pasivos totales

Si bien es cierto, este método puede ser poco preciso si los valores reflejados en el balance no se corresponden con el valor real de los bienes y tampoco se tienen en cuenta todos aquellos activos intangibles que no estén reflejados explícitamente en el balance de empresa.

También podemos utilizar el método Valor Contable Ajustado o “Ajusted Book Value”, para aplicar los ajustes de extracontables que consideremos para aquellas cifras de balance que no reflejen con exactitud su valor real.

VCA = VC +/- Ajustes de valoración extracontable

Método flujo de caja

Es el método más utilizado generalmente, pero en qué consiste?

En este método se confecciona una proyección a futuro para cada periodo de cada una de las partidas financieras que generan  flujos de caja –cash flows- como por ejemplo el cobro de las ventas, el pago de las materias primas, el pago de la mano de obra tanto de administrativos como de comerciales, etc y la devolución de créditos, entre otros. Con esto, al final lo que conseguimos con esta información es lo más parecido a un presupuesto de tesorería.

Pero como conseguimos determinar estos flujos de caja futuribles teniendo en cuenta los riesgos y volatilidades que por ejemplo puede tener una empresa. En la mayoría de los casos este cálculo se realiza en base a una rentabilidad esperada, pero teniendo en cuenta los atenuantes y los agravantes comentados.

Método múltiplo de ventas

Este método se suele emplear en la valoración de empresas de tecnología.

Se basa en multiplicar el dinero aportado por las ventas de la empresa por un coeficiente, y por tanto, es un cálculo orientativo del valor de la empresa.

El coeficiente vendrá determinado por el análisis de la actividad de la empresa, así como del análisis de otras empresas de la misma o similar actividad.

Típicamente se toma coeficientes entre  0,5 a 5 veces las ventas de la empresa, dependiendo de una variedad de factores. Así un múltiplo alto es correcto si en la empresa crecen sus ingresos o ganancias rápidamente, y un múltiplo bajo es indicado si bajan los ingresos o el mercado se está reduciendo.

Método Fondo de Comercio

El Fondo de Comercio se define como el conjunto de elementos intangibles o inmateriales de la empresa que implican valor para ésta y rentabilidad futura. Lo forman, entre otros, la clientela, la razón social, la ubicación de la empresa, etc.

El valor del Fondo de Comercio puede figurar en el balance únicamente cuando haya sido adquirido a terceros pero no si es autogenerado.

El Fondo de Comercio se amortizará en 10 años (el 10% cada año), excepto si se prueba que su vida útil es distinta. Aun así, se mantiene la obligación de realizar un test de deterioro anual, continuando sin ser reversibles las correcciones por deterioro en el Fondo de Comercio.

Ocupa una cuenta del grupo 2 del plan contable (activo no corriente), subgrupo 20 (inmovilizado intangible).

Los dos sistemas más usados para valorar el Fondo de Comercio se basan en gran medida en actualizar los beneficios que se espera que alcance la empresa:

1. Método indirecto o alemán:

Considera que el valor de la empresa en funcionamiento es el Valor del Rendimiento. Por lo tanto, el Fondo de Comercio se calcula mediante la diferencia entre el Valor de Rendimiento y el Valor Sustancial.

VG (Valor Global Empresa) = (VR + VS) / 2

VG: Valor Global empresa

VR: Valor de Rendimiento

VS: Valor Sustancial o Activo Neto Real

2. Método directo o anglosajón:

Parte de la determinación del valor material de la empresa y separadamente se estima el Fondo de Comercio mediante el método de superrendimientos.

Se parte de la comparación, en cada ejercicio, entre el beneficio que obtiene la empresa y el que se consideraría normal en el sector o en la economía.

K = Beneficio antes Intereses e Impuestos / Activo Total

W = Fondo comercio (Goodwill) = (B – VS x 1) / K

W: Goodwill = Fondo Comercio

B: Beneficios estimados

1: Tasa de Rentabilidad

K: Tasa de Rentabilidad Real

VS: Valor Sustancial o Activo Neto Real

Consejo

Nuestro consejo es acudir a un buen asesor que sea capaz de determinar estos riesgos,  para valorar –en función de si es el comprador o bien el vendedor- la empresa teniendo en cuenta todos los factores que pueden influir en esa valoración.

 

Artículo de BETA LEGAL ASSESSORS publicado en el portal: WWW.EMPRESARIUS.COM

Ús de cookies

La web de Beta Legal utilitza cookies pròpies i de tercers per oferir-li un millor servei. Si continua navegant, considerem que accepta el seu ús. Per més informació consulti la nostra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies