Hipotecas Multidivisa

Hipotecas Multidivisa

DERECHO BANCARIO

Durante los años 2007, 2008  (en plena la burbuja inmobiliaria) unas  de 70.000 familias aconsejadas por las  entidades bancarias  contrataron   una hipoteca en yenes  o en francos suizos. Eran las denominadas hipotecas multidivisas.

En un principio, todo parecía perfecto, aparentemente permitía pagar intereses más bajos que una hipoteca tradicional  e incluso  se podía amortizar más rápido.

QUE SON Y EN QUE CONSISTEN

La hipoteca multidivisa es un tipo de préstamo que permite el pago en otra divisa que no sea el Euro (Dólares, Yenes, Francos suizos etc.)

El cliente hipoteca su casa como garantía de reembolso de un préstamo al igual que  un préstamo hipotecario normal,  pero  la  cuantía varía de forma continua al margen del valor de la vivienda. Todo lo que baje la divisa elegida frente al euro le beneficia y todo lo que suba le perjudica.

EN QUE SE DIFERENCIAN DE LA HIPOTECA CONVENCIONAL

La particularidad de estos préstamos hipotecarios es que se les añade la cláusula multidivisa cuyo ejercicio determina que el tipo aplicable será el correspondiente a la divisa seleccionada y que el capital pendiente dependerá de la evolución del tipo de cambio de dicha divisa  que es distinta del euro.

Por tanto, esta hipoteca no emplea el euro como divisa, dependiendo de la fluctuación de la moneda extranjera elegida. Del mismo modo, tampoco estará referenciado al Euribor, que es el índice más común entre las entidades bancarias que operan en nuestro país.

Es decir, que la principal diferencia entre una hipoteca multidivisa y una hipoteca tradicional radica en que el ciudadano contrata su hipoteca en euros, pero las cuotas y la cantidad a amortizar se recalculan periódicamente en la divisa extrajera que se haya elegido, yenes o francos suizos, por ejemplo. El cliente tiene ingresos en euros, vive en euros, pero la hipoteca la paga valorada en otra divisa.   Por tanto  las  cuotas que voy a pagar cada mes   son variables en función del tipo de interés,  fecha de  liquidación y los tipos de cambio, mientras que en la hipoteca habitual  solo dependerá del tipo de interés. Otro elemento a tener en cuenta es que el índice de referencia en una hipoteca multidivisa varia en cada liquidación mientras que en una hipoteca   habitual   los índices de referencia  están publicados

Estas particulares características hacen que la estimación a futuro del comportamiento del crédito no esté al alcance del ahorrador medio, al menos sin un correcto, completo  y  continuo  asesoramiento por parte de la entidad que oferta la hipoteca multidivisa.

De esta manera, aquellas personas  que habían optado por la hipoteca multidivisa se  han visto  sometidos  a las  fluctuaciones y movimientos   del volátil mercado de divisas,  constatando cómo subían sus cuotas mensuales, además de una deuda con la entidad bancaria aún mayor que la concertada en el préstamo inicial. Decisiones como la del Banco Nacional Suizo de liberar su moneda respecto al euro, hizo que las hipotecas firmadas en francos suizos se encarecieran hasta un 20%.

OTRAS CUESTIONES QUE AFECTAN

A estas características   hay que añadir otras de orden  digámoslo administrativo pero que van a encarecer  también  el producto.

Dado que  pago la  cuota mensual en  otra moneda   el consumidor debe comprar  esta moneda en la misma  entidad  por tanto el tipo de cambio será el fijado por el banco en cada momento mientras que en una hipoteca habitual no hay

La comisión por cambio de divisas   dependerá de la  entidad bancaria mientras que en  una hipoteca  habitual no existen

La hipoteca  con cláusula multidivisa es un  producto  complejo  no al alcance de  un consumidor medio  y menos   para contratar la hipoteca de mi casa  familiar o habitual. Si  la propiedad la tenga  en España, si mi salario o emolumentos lo percibo en euros  por que pagarlo en otra divisa.

La multidivisas si es un producto  que se aconseja en el tráfico comercial  cuando  se realizan operación  a corto y medio plazo con terceros paises  que poseen  una moneda  diferente  y que vayan unidas  y aseguradas por una póliza de seguro que garantice el tipo de cambio.

 

Artículo de BETA LEGAL ASSESSORS publicado en el portal: WWW.EMPRESARIUS.COM